4 indicadores de que ha llegado el momento de actualizar su sistema TPV para salones

4 indicadores de que ha llegado el momento de actualizar su sistema TPV para salones

Compartir esta publicación

Los salones de belleza y los spas necesitan funciones especiales de punto de venta (TPV), como la gestión de visitas, la programación de citas, la gestión de las relaciones con los clientes (CRM), las funciones de fidelización, los recordatorios, las reservas en línea, el procesamiento de pagos, etc. No importa si tiene un salón de peluquería o de uñas, un bar de exfoliación o un spa de servicio completo, los sistemas de TPV para salones de belleza no son una inversión "única", sino que requieren actualizaciones para mantenerse al día con su sector y con las nuevas demandas y expectativas de los clientes.

¿Dispone de un sistema de TPV para salones de belleza rápido que atraiga a los clientes en la caja, haga un seguimiento de los mismos a través de un CRM, acepte cualquier forma de pago, facilite los programas de fidelización y acepte citas en línea? Si no puede hacer estas cosas y los segundos extra se convierten en tiempos de espera más largos, entonces es hora de una actualización. He aquí cuatro señales de que ha llegado el momento de renovarse:

1. El hardware está obsoleto y ya no es compatible con el nuevo software

Las nuevas funcionalidades diseñadas para mejorar el servicio al cliente están disponibles con regularidad, por lo que su hardware debe ser compatible con estas plataformas. Esté atento a las señales que indican que un fallo de hardware es inminente: bloqueos, mal funcionamiento inexplicable de los componentes o lentitud del software. No espere a que el sistema esté fuera de línea, lo que significa ralentización del trabajo, pérdida de datos y mayores tiempos de espera. Obviamente, si su hardware es tan antiguo que no puede ejecutar el nuevo software, es hora de sustituirlo. Establezca un calendario regular para evaluar el hardware del sistema de TPV del salón para asegurarse de que todos los componentes funcionan bien.

2. Su sistema actual no es escalable

Si su objetivo es el crecimiento y las ubicaciones adicionales, es importante contar con un sistema escalable que le permita añadir fácilmente terminales y ubicaciones a su red. La escalabilidad también es importante si necesita más cajas temporalmente, porque una vez que el terminal se agrega a la red, el dispositivo estará ejecutando la misma solución con la misma accesibilidad de datos. Si su solución actual no es escalable o la ha estado posponiendo porque es una molestia, es hora de actualizarla.

3. Su sistema de TPV no proporciona datos y análisis procesables

Un sistema de TPV para salones debe ser un caballo de batalla que le haga la vida más fácil. Con unos pocos clics debería obtener informes completos que le permitan ver las ventas, la información de los clientes, las citas y los datos de inventario en tiempo real. Estos sistemas también incluyen una variedad de opciones de informes que le proporcionan información completa por turno, hora, día, semana, mes o año. Sin esta información, es imposible optimizar la programación de los empleados, ver qué productos están en stock, qué se está vendiendo y qué está listo para la rebaja. Sin datos y análisis procesables, no puede realizar cambios que mejoren su negocio o maximicen la eficiencia.

4. El servicio al cliente es menos que estelar

Pedir disculpas constantemente a los clientes porque "el sistema va lento hoy" o hacerles esperar para pasar por caja es un mal final para un masaje relajante, un corte de pelo nuevo y emocionante o una manicura fresca. El sistema de TPV de su salón debería permitirle dar a cada cliente una atención personalizada, haciendo un seguimiento de sus compras y preferencias y ofreciéndole cupones en función de sus hábitos de compra. También debería facilitar los programas de fidelización y las iniciativas de marketing, así como involucrar al cliente durante sus últimos momentos en el salón. Sin embargo, si una caja rápida (o lenta, dependiendo de su hardware) es todo lo que puede ofrecer antes de que sus clientes se vayan, entonces es hora de una actualización.

Aunque hay otros cambios en el negocio que probablemente preferiría financiar, el sistema de TPV de su salón necesita un cuidado regular. De hecho, no mantener su sistema POS actualizado le costará dinero y tiempo y el servicio al cliente se verá afectado. No se deje atrapar por la guardia: supervise su sistema de TPV para detectar los signos de fallo y resuélvalos de inmediato.

Más para explorar

Reciba actualizaciones de productos y software directamente en su bandeja de entrada

Reciba nuestro boletín semanal No hacemos spam. Política de privacidad