Cómo los revendedores pueden sacar provecho de los puntos de venta de cannabis

Cómo los revendedores pueden sacar provecho de los puntos de venta de cannabis

Compartir esta publicación

Es como un sueño hecho realidad para los VAR de puntos de venta. Hay un nuevo mercado de consumo con un producto que la gente pide a gritos por valor de $10 mil millones al año y un crecimiento previsto de 28% en los próximos tres años: Cannabis.

Si no ha considerado la posibilidad de expandirse en el mercado de los puntos de venta de cannabis, podría estar perdiendo una de las mayores oportunidades que encontrará su negocio.

Una instantánea de un sector en alza

La industria del cannabis legal está creciendo rápidamente. Actualmente, el cannabis es legal para uso recreativo en nueve estados y el Distrito de Columbia, y la marihuana medicinal es legal en 30 estados. Un informe de los analistas de la industria del cannabis de Arcview Market Research y BDS Analytics estima que las ventas legales de 2017 alcanzarán los $9.700 millones, lo que supone un enorme aumento de 33% respecto a 2016. Además, su informe estima que el mercado alcanzará los $24.500 millones en 2021.

La línea de productos es más variada de lo que se piensa. Los dispensarios venden aceite, hachís, shatter y colofonia que se pueden fumar o vaporizar. También pueden ofrecer productos de pastelería y dulces, además de la tradicional flor. Los dispensarios médicos venden productos que incluyen CBD (cannabidiol), normalmente en forma de aceite o caramelo, que se utiliza para tratar la epilepsia o el dolor.

Hay 9.397 licencias activas para negocios de marihuana en Estados Unidos, y todos ellos necesitan un sistema de punto de venta que les ayude a gestionar su negocio.

¿Qué tiene de diferente el TPV de cannabis?

Hay algunos aspectos de la venta de cannabis al por menor o a través de un dispensario que lo hacen diferente de otras operaciones comerciales y que requieren características diferentes a las de otros sistemas de TPV de venta al por menor. Aquí hay cinco ejemplos:

1. Es un negocio en efectivo.

Al menos por ahora, los negocios de cannabis principalmente negociar en efectivo. Todavía hay leyes federales que lo definen como ilegal, y los bancos, atrapados en el medio en los estados que lo han hecho legal, son reacios a abrir cuentas para estos negocios. Dejando a un lado la política y las batallas legales, esto presenta retos únicos para los negocios de cannabis, que realmente podrían utilizar asesores de confianza bien versados en la tecnología de venta al por menor y de puntos de venta, así como en las estrictas regulaciones del cannabis, para ayudarles a resolver retos empresariales como este.

2. Las balanzas deben ser sensibles.

Es posible que haya vendido escalas para la charcutería, la tienda de comestibles o los artículos a granel. Pero las balanzas de cannabis tienen que ser más precisas que una centésima de libra. La sensibilidad de una venta de cannabis debe tener una precisión de una fracción de gramo, tanto para cumplir la normativa como para garantizar los máximos beneficios.

3. Las etiquetas están estrictamente reguladas.

Los clientes de cannabis están limitados a una cantidad específica que pueden comprar al día. Esto puede parecer sencillo, pero teniendo en cuenta que un cliente puede estar comprando productos horneados, caramelos o aceite, la cantidad de sustancia controlada no será inmediatamente obvia sin una etiqueta. Algunos estados también exigen que las etiquetas incluyan información sobre las pruebas que se han realizado en los productos y la información de trazabilidad hasta el origen de la flor de cannabis.

4. Los recibos son más que una prueba de compra.

La información que debe incluirse en un recibo proporcionado de los negocios de cannabis son diferentes en función de la normativa de cada estado. En Oregón, por ejemplo, los recibos deben incluir el nombre y la dirección de la tienda, la categoría del producto, algo que identifique los productos que están gravados, un desglose de los impuestos estatales y locales, y una advertencia de que los recibos son necesarios para las disputas fiscales. En California, por ejemplo, es importante instruir a tus clientes para que guarden todas las copias de los recibos de las ventas de cada día durante un mínimo de tres años en caso de que la tienda de cannabis sea objeto de una auditoría. Aconseja a tus clientes que comprueben la normativa de su estado en relación con los recibos de cannabis.

5. Las tiendas necesitan mayor seguridad.

Con un negocio en el que todo se paga en efectivo, un producto deseable y un duro escrutinio normativo, las tiendas y dispensarios de cannabis necesitarán una solución de seguridad sólida. Las soluciones actuales de última generación permiten a los propietarios de negocios hacer un seguimiento del inventario con GPS, vigilar las instalaciones por dentro y por fuera con sistemas de cámaras IP de alta resolución, vigilar los puntos ciegos de la tienda con cámaras ocultas y proteger sus negocios con sistemas de alarma sensibles que envían alertas en caso de robo o incendio. La integración de la seguridad con el sistema de TPV puede proporcionar información que ayude a los propietarios de los negocios a identificar a los responsables en caso de robo y a dar a las fuerzas de seguridad los detalles que necesita para actuar.

El sector del cannabis está en sus primeras etapas, por lo que será importante que establezca asociaciones que le ayuden a desarrollar esta parte de su negocio mientras expande su VAR a un nuevo mercado, se mantiene al tanto de los desarrollos normativos y busca en el mercado soluciones que proporcionen a sus clientes el mayor valor.

Haga clic en aquí para descargar nuestro libro electrónico completo.

Más para explorar

Reciba actualizaciones de productos y software directamente en su bandeja de entrada

Reciba nuestro boletín semanal No hacemos spam. Política de privacidad